Drácula miraba con desprecio al monstruo de Frankenstein. Se sentía claramente por encima y no lo ocultaba: “Criatura inmunda. Cuan injusta ha sido la existencia contigo… Horrendo, torpe y deforme. Sin mi belleza seductora, mi elegancia natural, ni mi sabiduría ancestral…”. Frankenstein, arrugó sus cicatrices con una sonrisa, y le dijo al no muerto: “¿Pero tú sabes lo maravilloso que es sentirse vivo…?”.

Ramón…

El Pequeño Cuento de… Drácula y Frankenstein…
Etiquetado en:

2 pensamientos en “El Pequeño Cuento de… Drácula y Frankenstein…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: