Perdió el amor y la libertad por ser el tipo más literal y obtuso que jamás existió. Un día, se miró al espejo y le pareció que no era suficientemente guapo. Al no saber de cuidados de este tipo, decidió preguntarle a una amiga, secretamente enamorada de él, que podía hacer para resultar más atractivo. “Yo te encuentro muy guapo.”, le dijo ella sonrojada. Él, cerrado como era, no entendía por qué ella podía tener esa imagen, si él no lograba verse así. “Es que la belleza, está en los ojos de quien mira.”, le explicó avergonzada. Y el limitado personaje trató de sacarle los ojos. Y hoy, desde su celda, aún no alcanza a comprender por qué perdió el amor y la libertad de una forma tan literal…

Ramón…

El Pequeño Cuento de… La Pérdida del Amor y la Libertad Más Literal…
Etiquetado en:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: